Home Euroresidentes
Consulta las cartas del Tarot
Visita nuestro Facebook Visita nuestro Google+ Visita nuestro Youtube Descarga nuestra aplicación para iPhone Descarga nuestra aplicación para Android

Tarot Escorpio

Tarot astrológico para Escorpio

Escorpio

Planetas: Sol, Saturno, Marte y Plutón

Números: 3, 4 y 10

La Roue De Fortune La Mort Le Monde

El Tarot Escorpio es lo mismo que decir el Tarot El Mundo, La Muerte y La Rueda de la Fortuna, que está regido por el planeta El Sol y Saturno, Marte y Plutón. Su número es el 3 y el 10. Su Elemento es el Agua. Sus piedras son: Topacio, Malaquita y Jaspe.

La influencia que tienen El Mundo, La Muerte y La Rueda de la Fortuna, le da una fuerza increíble y define perfectamente un gran grado de suerte y perfección de su vida. El destino le traerá muchos cambios de ritmo y oportunidades, pero su ambición, su poder de decisión y sus aspiraciones de perfección y absolutismo, le harán aspirar a todo. A lo más alto, lo más perfecto, el poder. Suelen conseguir el éxito. Sus números dicen lo mismo: armonía, posición social y poder, y suerte y muchas oportunidades. Los planetas Saturno, Marte, Plutón y El Sol le confieren una fuerza y complejidad importantísimo: conceptos claros, facilidad de acción, contemplación espiritual, fortaleza, valentía, osadía, acción, capacidad de ejecución, reveses en la vida pero capacidad de recuperación, de transformación autocontrol, potencia sexual, razón, poder de decisión, madurez, imaginación, inteligencia, buenos razonamientos, buenos consejos, nobleza. Los números 3, 4 y 10 le dan armonía entre mente, sentimientos y cuerpo; el 4 es la base del mundo, la posición social; y el 10 ò el 1 todo el dinamismo que el azar y la vida puedan aportarle. Su vida no va a ser aburrida, muy al contrario, será muy agitada.

Representa momentos de cambios y transformación, renovaciones. Éxito, suerte, plenitud en una relación, felicidad, bienestar, consecución de todos sus deseos. El mundo a sus pies, en una palabra, la felicidad completa, el éxito rotundo, la ejecución plena de su voluntad.

Cuando son niños (El Mundo y La Rueda de la Fortuna): representa el niño seductor, que con una simple caída de párpados derrite el corazón de su mamá o de la profesora. Un niño con una mente ágil y curiosa de todo y por todo. El alumno aventajado, que hace avanzar a la clase con sus preguntas inteligentes y perspicaces. Nervioso, pero a la vez atento a todo y que grava en su disco duro todas las explicaciones, para que no se le olviden nunca más. En casa, es el niño cariñoso y seductor, que es el amor de todos. Atento a los deseos de todos, se hará imprescindible y encantador. Aunque también es muy sensible y si le reprende, se lleva un gran disgusto. Todo en su vida toma unas grandes dimensiones. Hay que tener cuidado con él.

Cuando son jóvenes, son gente dispersa, nerviosa, seductores. Les interesa todo y quieren hacer de todo y todo lo hacen bien. En algunos casos, pueden parecer algo perdidos, porque quizá ello pueda parecer que no están definidos y no sepan lo que quieren. Muy al contrario, sí lo saben, el problema es que lo quieren todo o cuando menos, quieren 2 cosas mucho y como todo les sale bien, les cuesta más definirse. Su espectro es tan amplio, que están abiertos a todo y hay un Universo de temas interesantes, que les absorben. Suelen dormir poco, porque no quieren perderse nada.

Físicamente son variados. No están definidos, pero lo que les hace destacar es su seguridad en sí mismo, su aplomo, su frialdad a la hora de actuar. Mirada fría y calculadora, pero con mucho magnetismo. Rapidez de movimientos.

Se caracterizan por su tenacidad, ambición, fuerza de voluntad, voluntad de superación, su magnetismo, sensibilidad, energía, ser líderes, su claridad de ideas, de conceptos y sus metas bien definidas. Ellos apuntan a lo más alto, a lo más ambicioso. Con ellos no hay medias tintas: o todo o nada. Son pasionales y agresivos pese a su tranquilidad aparente. Se saben poderosos y lo son. Pero son muy sensibles a los comentarios de los demás. Pueden sentirse heridos por una mala palabra o por una traición y apartar para siempre de sus vidas a esa persona. Son muy amigos de sus amigos, totalmente fieles, pero lo mismo, si alguno le defrauda, le apartará para siempre.

En el trabajo son polifacéticos. Valen para casi todo. Su vida profesional suele ser un éxito y no tiene límites. Bien dirigidos y canalizando bien su energía son unos crack, pueden llegar a ser los líderes indiscutibles de allá donde se encuentren. Son muy inteligentes y enérgicos. Son unos locos y adictos al trabajo cuando les interesa, son capaces de volcarse al máximo y de darse totalmente. Suelen tener mucho éxito en todo lo que hacen, porque son calculadores, planifican bien y desarrollan muy bien un proyecto. Su conclusión es siempre brillante y apoteósica. Suelen ser buenos jefes, pero muy exigentes. Para ellos no existen los horarios, sólo las prioridades, los objetivos y el éxito. Ahora bien un Tarot Escorpio desmotivado es nulo y vago, con el agravante que fastidia a los demás y es quisquilloso.

En el sexo, son un crack. Son los amantes perfectos: románticos y apasionados, detallistas, sensuales. Para ellos hacer el amor es un arte, que les traslada a un mundo espiritual y de sensaciones. Ahora bien, son posesivos y celosos. Para ellos una relación de pareja avanza muy rápido y se afianza o se rompe muy rápidamente también. Si el otro les falla, les defrauda e hiere profundamente, la relación se habrá acabado.

Relaciones de pareja: Para ellos, todo va muy rápido y pueden quererse casar a los 3 meses y a los 9 haberse cansado y pasado a otra cosa. Les cuesta hacer, que una relación sea duradera. Sus relaciones de pareja viven cambios repentinos. Momentos pasionales a todo gas y rupturas súbitas. Celos, infidelidades, matrimonios, novios, amantes ocasionales.

Si hablamos de un hombre maduro: encontraremos a un hombre plenamente realizado y satisfecho y pagado de sí mismo. Saboreando las mieles de sus éxitos conseguidos. De posición social muy elevada, elevada o bien acomodada. Con todo controlado, pero siempre con ideas y objetivos de los que ir en pos. Un hombre con muchos hobbies y actividades personales, que le llenan y calman su sed de ambición y seguir escalando a lo más alto, pero pagado de sí mismo. La otra cara de la moneda, mejor no imaginarla, porque es un hombre insatisfecho, nervioso, sintiéndose fracasado, agobiado, que se menosprecia a sí mismo, nervioso y sarcástico contra sí mismo. Es lógico que una persona, que ha tenido tantas oportunidades en la vida y que tiene poder de decisión se sienta así, cuando en su madurez se da cuenta que no ha sabido aprovecharlas.

Profesiones: abogados, médicos, científicos, periodistas, escritores, diplomáticos, detectives, policías, chef de cocina, director de orquesta, Divo de la ópera, actor o director de cine o teatro, comerciales, oradores…. Infinito…

Negativamente: demasiado críticos, arrogantes, resentidos, pérdida del control, agresivos, celos, posesión, obsesivos, compulsivos, perezosos, tercos, apáticos, falta de objetivos, nerviosismo, destructivos consigo mismos y con los demás. Falta de autoestima.





También te puede interesar